Tema Actual

  • "La alegría de vivir"
  • "La alegría de vivir"

Artículo 11.- DIOS PREGUNTA

Estimado amigo, leyendo la Sagrada Biblia me maravilla ver cómo Dios le dijo a Adán: “¿Dónde estás?”, y luego, más adelante, leo que le dijo a Caín: “¿Qué has hecho?”; me doy cuenta de que Dios hablaba con las personas, me doy cuenta de que tenían revelaciones privadas, de que no los había abandonado en la tierra, de que había “salido” del Paraíso para cuidar del hombre, de la persona; y no solamente esto, me di cuenta de que Dios pregunta, te da la oportunidad de que le expliques lo que ya sabe. He oído a gente que enfadada con otra persona dice de ésta: “Para qué preguntar, ya sé qué me contestará”. Y si Dios que es Dios, y lo sabe todo, te pregunta para oír tu respuesta, para que te justifiques, para decirle la versión tuya. Debemos escuchar a todos, debemos preguntar a todos. Aprendamos de Él, de Dios, y preguntemos, aunque creamos saber la respuesta, y quizás la sepamos, pero, hay que preguntar antes que juzgar. Dios pregunta, da la oportunidad de que hablemos. ¿Y dicen algunos que Dios no es bueno? Sí, lo dicen...  Qué tontería, es que no han leído la Sagrada Biblia. Cuánto amor en la Palabra de Dios.

Ni Adán ni Caín le pidieron perdón, argumentaron, pero no pidieron perdón. Siglos más tarde, en la era del cristianismo, nosotros pedimos perdón, y podemos pedir perdón, y podemos ser perdonados porque Dios Hijo Jesucristo pagó por nuestros pecados.

Sí, sí, sí, pidamos perdón. Podemos pedir perdón, hagámoslo, pidamos perdón a Dios, acudamos a confesarnos, a recibir el sacramento de la penitencia, de la confesión.

¿Cómo no puedo amar a Jesús, si por Él puedo pedir perdón, y Dios me perdona?, ¿cómo no puedo amar a María Santísima, si por Ella, que tuvo a Jesús, el Hijo de Dios, puedo pedir perdón, y Dios me perdona? Oh dicha, oh alegría, mi alma es feliz de saber que Dios me perdona siempre que voy al confesonario y le digo al sacerdote católico mis pecados. ¡Alegría!

Amigo querido, estimado amigo, te quiero mucho.

Siempre adelante con la fe.

María Durán de Bellido

© copyright

 

CatholicosOnline | Todos los Derechos reservados | Flos Mariae