Tema Actual

  • "La alegría de vivir"
  • "La alegría de vivir"

Artículo 20.- ADOPCIÓN

Estimada amiga, estimado amigo, llevas años esperando, anhelando, rezando para hallar a esta persona con la cual casarte cristianamente y formar un bello hogar, una iglesia doméstica, pero quizás han pasado los años y no ha ocurrido, y tú deseas, anhelas ser madre, ser padre; adopta, adopta a estos niños que no han sido abortados y que necesitan de una mamá y de un papá; pero, a falta de no tener a ninguno de los dos, es preferible que tengan a uno sólo, para, no sólo darles y recibir amor, sino para enseñarles otra dimensión de la vida, la vida de la fe, la vida del cumplimiento fiel de los Diez Mandamientos.

Sí, tú, amiga, que eres virgen y pura, piadosa y sacrificada, tú puedes ser una buena mamá para un bebé que no tiene un hogar familiar.

Y tú, amigo, hombre virgen, puro, casto, tú que tienes una fe que puede mover montañas, puedes ser el buen ejemplo de un bebé que hubiera sido muerto en las entrañas de su madre, y que vive, y que desea y necesita llamar a alguien padre.

Hablo de virginidad y pureza, porque los católicos solteros son vírgenes y puros; los católicos que desde siempre han vivido la fe, no han perdido su virginidad y siguen con su pureza.

Te quiero mucho.

Gracias amiga, amigo.

Siempre adelante con la fe.

María Durán de Bellido

© copyright

 

CatholicosOnline | Todos los Derechos reservados | Flos Mariae